Matias Sambarino Arquitecto

Que significa Bio-integración?

Esta es la segunda entrega de los artículos referidos al libro “Arquitectura: Cómo proceder?” que ayuden a comprender los conceptos vertidos en él.

 

 

 

Que significa Bio-integración?

 

La Bio-integración propone que las acciones sobre el medio, deben ser de integración activa y, por lo tanto, colaborar dinámicamente con el medioambiente donde se insertan. Difiere de la noción de sustentabilidad básicamente en que ésta tiende a ser pasiva, es decir, busca reducir hacia lo mínimo posible el impacto sobre el medio. En principio, las ideas no son opuestas, si bien sus fundamentos desiguales pueden llevar a soluciones considerablemente divergentes. Y dado que tal dualidad de enfoque puede acarrear tal disparidad final, se hace necesario establecer el concepto con claridad y sus diferencias sin ambigüedad, de forma de que sean, sus alcances y limitaciones, ostensibles y evidentes en el plano teórico, al tiempo que resulte en una utilización sencilla en aplicaciones prácticas. Sus principales características pueden describirse como sigue:

 

 

La Bio-integración es dinámica.


Si la sustentabilidad considera condiciones permanentes, del medio y de los recursos, la Bio-integración supone condiciones cambiantes de ambos, pues irán modificándose a través de un proceso temporal de transformación permanente. Estas alteraciones se producen –y se han producido- por las acciones continuas y constantes de los distintos integrantes del sistema natural global, sean éstos sistemas vivos o no. Si entendemos a nuestra acción como activa, implica que se integra al medio y produce un cambio. Como resultado es dinámica en sí misma no sólo por el cambio que produce una acción específica en el medio, sino porque el ambiente fluctúa continuamente por la infinidad de alteraciones inducidas por un sin número de agentes. Si el medio cambia permanentemente, incluidas sus cualidades y recursos, las acciones de bio-integración deben de cambiar sin cesar para accionar coherentemente en este medio variable. Luego, las acciones de Bio-integración varían de forma cualitativa en función de los cambios que el sistema produce intrínsecamente.

 

 

La Bio-integración es cuantificable


Al ser acoplable al medio comienza a ser medible. Por un lado porque quedan previamente definidos los factores de colaboración, segundo porque a partir de ahí pueden establecerse parámetros cuantificables al respecto.

 

 

La Bio-integración es sistémicamente integrada


Como las acciones a integrar al sistema global no son simples sino complejas, pues conllevan un cierto grado de funcionamiento, más o menos autónomo, aunque siempre supeditado, con parámetros de entrada y salida, como toda obra arquitectónica lo es, lo cual puede definirse como un sistema en sí mismo, lo que estamos haciendo en definitiva es integrando sistemas.
Ocurrirán necesariamente dos cosas. Por un lado, la Arquitectura se complejizará pues deberá tener en cuenta muchos más factores, elementos y situaciones que los tenidos hasta ahora. Por otro, al acoplarse con un sistema ¨externo¨ y dado que cualquier obra arquitectónica implica más de un sistema trabajando conjuntamente, deberá integrase también hacia adentro, de forma de hacer más eficiente la combinación de estos sistemas. En consecuencia la Arquitectura será una entidad acoplada ¨sistémicamente¨ hacia adentro y hacia afuera dentro de una compleja red de sistemas dentro de sistemas.

 

 

La postura de diseño pasa a ser activa


La postura del diseño pasa a ser activa en vez de pasiva. Dejará de ser, ¨todo lo que no se puede hacer¨, de forma de no influir negativamente en los ecosistemas y sus procesos bioquímicos, y pasará a ser, todo lo que se puede hacer para colaborar con ellos. Esto implica un salto cualitativo sustancial y una estimulación adicional en el proceso de diseño.

 

 

Cooperará con el ecosistema y será adaptable al entorno socio-ambiental


Si la Arquitectura es Bio-integrada cooperará con el ecosistema, en consecuencia, será humanamente integrada, puesto que el ser humano es intrínsecamente interdependiente de su medioambiente. El efecto es que la Arquitectura estará ligada a la vida social y su entramado, interdependiente con ésta, armónica con sus necesidades. La Arquitectura bio-integrada estará entonces adaptada al entorno socio-ambiental.

 

 

Implica eficiencia y adaptación.


Como los sistemas se integran y cooperan entre si, lo que también supone la coordinación de sus aportaciones de entrada y salida, el conjunto trabaja con eficiencia y adaptación. En efecto, la adaptación es el resultado de una eficiente integración medioambiental del mismo modo que la eficiencia es la derivación de una solución adaptada al entorno. (1)

 

 

La Bio-integración es sensibilidad.


La simbiosis de la eficiencia y la adaptación es la conclusión natural y obvia del procedimiento de integración de un sistema complejo a su medioambiente. La combinación de ambas presupone que el sistema (cualquier obra arquitectónica en cuestión) responda a las necesidades de su medio. Y dado que el medio es cambiante la respuesta del sistema debe de adecuarse a cualquier alteración que el medio produzca. Y esta variabilidad no está referida únicamente a modificaciones paulatinas que pudieran existir y existen, que podrían generarse en lapsos tan largos que superaran la vida del sistema en cuestión, sino a cambios repentinos o regulares, previstos o imprevistos, que el medioambiente tiene y causa con mayor o menor periodicidad (cambios climáticos, día-noche, verano-invierno). En consecuencia el sistema debe responder con eficiencia y adaptación a estas situaciones particulares. Primero, pues es de partida, no puede estar completamente integrado si no reacciona a los cambios que el medio produce. Segundo, porque para que haya eficiencia acabada y adaptación genuina debe de estar en consonancia con los requerimientos mediatos o inmediatos que el medio efectúa.

 

Mientras, previamente, se estableció una relación entre la integración medioambiental y la adaptación socio-ambiental. Si la Arquitectura es concorde con la vida social evidencia que responde a sus necesidades y se adapta a éstas. Es decir, que por un lado responde al medioambiente y por otro al medio social. Y estos medios no son autónomos entre sí, sino que deben (o deberían) estar armónicamente ligados. En suma el sistema recibe estímulos del medio social o medioambiental y actúa en consecuencia. De este modo nivel de sensibilidad y la efectividad de respuesta pautarán la cualidad de la obra arquitectónica. (2)

 

 

 

(1) Note aquí que la relación íntima entre eficiencia y adaptación en la cual una depende de la otra y viceversa aparta definitivamente el concepto de ¨eficiencia¨ de una interpretación mecanicista.


(2) Por más información ver los capítulos 2,3, 4 y el Apéndice 1 "Cómo medir la bio-integración?" del libro "Arquitectura: Cómo proceder?" disponible en http://www.matiassambarino.com/publications/archessay.htm

Pagina de inico